miércoles, 18 de mayo de 2016


Salud detecta daños neurológicos en niños infectados por enterovirus

El Departamento lanza la alerta tras detectar alteraciones atípicas en 40 menores de seis años afectados por el virus
















El Departamento de Salud ha detectado afectaciones neurológicas por infecciones de enterovirus en unos 40 menores de seis años. Aunque la presencia de este virus es común en esta época del año y suele derivar en infecciones gastrointestinales o respiratorias leves, Salud ha lanzado la voz de alarma tras detectar “episodios de más gravedad que han evolucionado clínicamente en alteraciones neurológicas”. Aunque el Departamento no ha precisado qué tipo de daño sufren los menores, sí ha asegurado que “la gran mayoría evolucionan favorablemente”.
Fuentes consultadas por EL PAÍS han asegurado que los primeros casos se detectaron en el hospital Joan XXIII de Tarragona y algunos niños requirieron ingreso hospitalario. El enterovirus es un microorganismo del que se conocen decenas de serotipos, entre ellos un subtipo (el D68) que provoca parálisis parecidas a las de la polio. Este microorganismo afecta más a menores y se transmite por vía oral-fecal. "La familia de los enterovirus se divide en dos grupos: los virus de la polio y los primos hermanos, que son un centenar, y dan resfriados y cuadros respiratorios. En este caso, del D68 sólo han identificado un caso, los demás han sido cuadro leves y, aunque han desarrollado alguna alteración neurológica, la recuperación ha ido bien", ha explicado el prestigioso epidemiólogo del hospital Clínic, Antoni Trilla.
Algunas cepas del enterovirus también se monitorizan, junto al virus de la gripe,  dentro del Plan de Información de las Infecciones Respiratorias Agudas en Cataluña (PIDIRAC). Aunque lo más común es que provoque diarreas o complicaciones respiratorias, sobre todo en niños con asma, se han descrito casos de meningitis víricas y encefalitis, sobre todo en menores de un año.
Según ha explicado en un escueto comunicado, el Departamento “ha reforzado la vigilancia y los protocolos clínicos en el conjunto de la red asistencial”. En esta línea, Salud ha recomendado lavarse bien las manos con agua y jabón y ha pedido a las familias que consulten al pediatra si sus hijos “tienen somnolencia, decaimiento, temblores u otros síntomas neurológicos acompañados de fiebre”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada